Compresas de tela ¿vuelta al pasado?

Compresas de tela reutilizables. Mis favoritas. Siempre que las enseño en un taller me encanta ver la cara de sorpresa y los comentarios: 'qué asco'. 'como las que usaba mi abuela'. '¿qué me cuentas?'...y así varias. Pero cuando empiezan a tocarlas y se dan cuenta de lo agradables al tacto que resultan, lo suaves que son, la calidad de la tela y sobre todo, su grosor y tamaño (muy parecido al de las compresas normales) su cara y sus comentarios cambian de manera radical.

i+love+cyclo+compresas+tela+1.JPG

 

¿Qué son las compresas de tela?

Las compresas de tela son la alternativa perfecta para mujeres con hiper sensibilidad, mujeres a las que ponerse un protegeslip o compresa les supone un trauma porque saben que automáticamente les empezará a picar, se les pondrán las ingles rojas y en fin...un desastre. Seguro que sabes exactamente de qué te hablo.

Se usan como una compresa normal solo que es reutilizable. Se lavan y se vuelven a utilizar. Una alternativa reutilizable y ecológica para tu menstruación.

i+love+cyclo+compresas+tela+2.JPG

¿De qué están hechas las compresas de tela?

Nuestras compresas están hechas a mano por una artesana en Asturias. Después de haber probado muchos modelos y tipos de tela, me decidí a utilizar algodón ecológico. Porque quiero poner la menor cantidad de tóxicos posibles en mi piel.

  1. La capa que va hacia la piel es algodón ecológico. Sin ningún tipo de tintes. Es blanco porque así puedes ver bien si están limpios o no. Yo empecé usando de colorines porque me daba 'no se qué' ver mi propia sangre pero luego me di cuenta que si no veía mi sangre tampoco podía ver la ausencia de ella. O si sale moho u otros estropicios. Por eso me pasé a la tela blanca.
  2. Según la absorbencia, tiene una o varias capas internas. Es un núcleo de algodón ecológico de un tramado especial que absorbe de manera eficaz el flujo menstrual.
  3. Luego va una capa de PUL. Se trata de un tejido waterproof, con certificado Oekotek. Este es el tejido que permite que la sangre no traspase y no te manche las braguitas.
  4. Por último cosemos una capa de algodón ecológico de color marrón que nos recuerda que nuestra menstruación puede ser más sostenible. Esta capita embellece y hace que toda la compresa sea super suave al tacto.

Para que tu compresa o protegeslip no se mueva, tiene dos alas que se abrochan juntas con un 'snap'.

¿Cómo se utilizan las compresas de tela?

Yo las suelo tener dobladas con el snap abrochado, así ocupan menos. Siempre llevo una en el bolso junto a mi copa. El resto las tengo guardadas en una bolsita de tela en mi cajón.

Solo tienes que abrirla, poner la parte marrón hacia tu braguita y la blanca hacia tu cuerpo, doblar las alas (como lo harías con una compresa desechable) y abrochar el snap...¡listo!

¿Cómo se limpian las compresas de tela?

Lava siempre tu compresa de tela antes de utilizarla por primera vez.

Las instrucciones básicas son:

  • Puedes lavarlas a mano o en la lavadora.
  • Lavar con agua fría (el calor fija el hierro de la sangre en el tejido produciendo manchas).
  • No usar suavizante, ya que éste impermeabiliza los tejidos (y no queremos eso claro).
  • No uses lejía...es muy abrasiva y puede estropear el tejido.
  • No usar secadora.

Mis trucos para asegurarte que quedan limpias y libres de manchas.

  • ¡Prelavado!

Si me pilla en casa, lo primero que hago nada más quitarme la compresa en enjuagarla bajo el grifo hasta que el agua deja de salir roja.

  • Jabón Lagarto.

El de toda la vida. Yo tengo una pastilla al lado de la ducha y quito lo más 'gordo' de la mancha.

  • Barreño o recipiente

Barreño con agua fría y sal/vinagre o gotas de aceite esencial de árbol de té.

Cuando tengo pasan un par de días y ya tengo varias de las compresas y las bragas para la menstruación, las saco del barreño y las echo a la lavadora...¡y listo!

El prelavado me toma literalmente 1 minuto. Ese minuto me sirve para darle importancia a los productos que uso para mi menstruación, cuidarlos como me cuido a mi misma y darme cuenta que la sangre fluye y vuelve al agua. No es ningún problema y tocarla te reconcilia con ella. ¡Te das cuenta que no es para tanto!

¿Qué hago si quedan manchas?

Mi consejo nº 1 para asegurarte que no quedan manchas es el prelavado y dejar secarlas al sol. El sol hace que se sequen de manera natural, tiene propiedades antimicrobianas y blanquea la tela.

Si aún así no se ha eliminado la mancha puedes probar a poner agua oxigenada directamente en ella y ponerla al sol o usar algún producto tipo oxyaction. A mi no me gusta mucho usar esto último porque no es una opción muy amable con el planeta pero una vez cada X meses lo hago para mantener mis compresas limpias.

Igualmente si no se quita toda la mancha, tampoco es el fin del mundo. No quiere decir que esté sucia. Y solo la vas a utilizar tú ;)

¿Cuántas necesito y cuánto duran?

Si sigues estas recomendaciones te aseguras tener compresas para al menos 3 ó 4 años. La primera compra es una inversión porque luego no vas a necesitar más.

i+love+cyclo+compresas+tela+11.jpg

Yo empecé con 2 protegeslips. Me quitaba uno, lo lavaba a mano y de un día a otro se secaba y me lo podía poner de nuevo. Poco a poco he ido haciéndome con más.

Ahora uso:

- 2 de noche.

- 5 protegeslips.

- Ocasionalmente 1 de día.

Yo uso habitualmente la copa, por eso durante el día no necesito compresas. Sin embargo los primeros días y los últimos uso un protegeslip porque tengo alguna manchita.

En cuanto a las compresas de noche, suelo usar 1 el segundo día y depende el mes que tenga, a veces también uso una el tercer día. El primer día uso mis bragas menstruales.

Conclusiones sobre las compresas de tela

Como os digo siempre...cada mujer somos un mundo (un universo más bien). Lo que me puede funcionar a mi, no tiene por qué funcionarte a ti. Es cuestión de probar y ver qué es lo que mejor se adapta a tu cuerpo y a tu ritmo de vida.

Re-descubre tu ciclo y aprende a vivirlo de manera más sostenible, no te arrepentirás.