¿Qué contiene la sangre menstrual

¿Qué es en realidad la sangre menstrual? ¿Es sangre y ya está?

Para empezar es importante saber que no hay mucha información al respecto. No se ha investigado mucho sobre la sangre menstrual porque se ha considerado un desecho que no valía nada. Y así nos lo han hecho creer.

Solo el 39% de los investigadores científicos en España (33%en Europa) son mujeres.

Seguramente la falta de investigación tenga que ver con que solo el 39% de los investigadores científicos en España (33%en Europa) son mujeres. Además, pese a que cada vez más mujeres se dedican a la investigación científica, el techo de cristal impide que ellas alcancen puestos de toma de decisiones. Si no tenemos mujeres en las reuniones donde se decide qué estudiar y qué no, nuestras necesidades no se verán 100% cubiertas.

contenido+sangre+copa+i+love+cyclo+que+contiene+la+sangre+menstrual

Sin embargo, el solo hecho de que la sangre menstrual sea señal de que somos fértiles, y por lo tanto capaz de generar una vida humana con esa sangre...¿No te da que pensar? Quizá no sea solo un desecho.

¿Qué compone la sangre menstrual?

  • La sangre menstrual está compuesta de agua, células muertas del endometrio, lípidos, proteínas y hormonas como la progesterona.
  • Así como cierto número de contaminantes orgánicos según el reciente estudio de la Universidad de Granada.

Y atención, porque aquí viene el ingrediente secreto y más valioso de nuestra sangre menstrual...

  • ¡Las células madre! 

Nuestra sangre menstrual tiene alto contenido en células madre, nutrientes y minerales. Hay estudios científicos que demuestran que el contenido en células madre es mayor que las extraídas de médula ósea.

Nuestra sangre menstrual contiene más células madre que las obtenidas de la médula ósea.

Nuestra sangre menstrual está contaminada

Dentro del estudio científico pionero mundialmente, en el que las ginecólogas Enriqueta Barranco y Olga Ocón Hernández analizan la sangre menstrual de 70 mujeres, se ha encontrado contaminantes como los parabenos y las benzofenomas, procedentes de los cosméticos que utilizamos y nuestro estilo de vida.

Un total de 10 químicos fueron encontrados en la sangre menstrual de 25 mujeres y al menos 6 de ellos aparecen en todas las menstruaciones.

Para la doctora Barranco, la relación entre la presencia de estos químicos y el aumento de los casos de dolor menstrual y endometriosis está clara. Los parabenos se parecen mucho desde el punto de vista a molecular a los estrógenos, por lo que cuando estos químicos pasan al organismo producen un efecto disruptor. 

Asi que más que sangre sucia, quizá se trate de una sangre ensuciada y contaminada por lo productos que consumimos.

¿Qué son los coágulos?

Todas tenemos coágulos. A veces resultan desagradables y hasta asustan. Muchas mujeres experimentan molestias y notan cuando éstos coágulos pasan a través del cuello del útero. Para facilitar su tránsito puedes aplicar terapia de calor, como sacos térmicos de semillas o manta eléctrica y masaje manual. También puedes tomar infusiones que te ayuden a que tu sangre sea más fluida se deshagan mejor.

En medicina ayurvedica, se dice que tenemos que pensar en nuestro útero como un contenedor de miel. Si esa miel está fría, se solidificará y no saldrá. Si el útero tiene calor, la miel (nuestro flujo menstrual) se derretirá y podrá salir de manera fluida.

Los coágulos son trozos de la mucosa endometrial que no se han terminado de deshacer del todo. No tienen por qué ser peligrosos y suelen salir los primeros día de la menstruación, cuando más sangramos.

Nuestro cuerpo genera un anticoagulante natural para que la sangre menstrual salga más fácilmente, sin embargo a veces no es suficiente y se forman coágulos. Aspectos como la falta de hierro también influye. Se ha visto que esta falta de hierro dificulta la producción de este anticoagulante natural.

Si usas tampones, verás que éstos no absorben los coágulos. Por lo que te tendrás que cambiar más a menudo. Con la copa menstrual es más sencillo, ya que los recoge fácilmente y facilita así su salida.

¿Qué podemos aprender del color de nuestra sangre menstrual?

En un estudio publicado por el Instituto Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) se recomienda utilizar el color de la sangre menstrual como un indicativo de la salud de la mujer. Igual que tradicionalmente se ha usado la orina o las heces, también puedes saber cómo está tu salud según el color de tu sangre menstrual.

color+sangre+menstrual+contenido+i+love+cyclo.jpg

Como siempre os digo, cada mujer es única, por eso hay que mirar muy atentamente nuestra menstruación y no compararla con otras mujeres. Si ves un cambio importante y llamativo en la textura y el color de tu sangre menstrual, consulta siempre con tu ginecólog@.

Aquí una guía que puede ayudarte:

  • Rosita: bajos niveles de estrógenos, sobre todo si tienes poca cantidad. Puede ser causada por ejemplo, por un alto esfuerzo físico, porque tienes ovarios poliquísticos o porque tu cuerpo se está preparando para la menopausia.
  • Consistencia aguada: puede indicar una falta de nutrientes importante.
  • Marrón oscura: indica que la sangre es antigua. Posiblemente partes del tejido endometrial que se han oxidado al tardar más en salir al exterior. Es completamente normal y muy habitual.
  • Muy espesa y con grandes coágulos: puede conllevar un desarreglo hormonal importante. Una dieta menos inflamatoria sin lácteos, gluten ni soja puede ayudarte a ver algún cambio.
  • Entre roja y gris: probablemente tengas una infección o incluso hayas padecido un aborto espontáneo.
  • Roja vibrante: si ves este color quiere decir que tienes una menstruación sana. Si la ves más clara de lo normal puede deberse a que sea sangre joven, al contrario de lo que pasa cuando sale marrón.

Usos de la sangre menstrual

Sí, sí, como lo lees. Puedes darle uso a tu sangre menstrual. A lo mejor no es mucho tu estilo pero oyes...¡está bien saberlo!

  • Puedes pintar con tu sangre. La sangre es un fluido pigmentado de rojo. Es decir es pintura natural en tonos rojos y marrones.

A continuación la obra de la artista Zoe James, quien ha decidido usar su propia sangre para romper el tabú sobre la pobreza y la falta de acceso a productos de higiene menstrual de miles de mujeres. Imagínate por un segundo que lo que ves fuese pintura roja...no te llamaría tanto la atención. Y total, ¿al final es lo mismo verdad? Solo que contiene un mensaje muchísimo más potente.

 Pic by Zoe James

Pic by Zoe James

Siguiendo la estela de Sarah Levy, cuya obra se hizo viral al pintar un retrato de Trump con su propia sangre, estas mujeres han pintado con su propia sangre menstrual...y su veredicto es que este acto las ha empoderado inmediatamente.

  • Es una sangre reparadora. Según el libro de Marlo Morgan, 'Voces del desierto', los aborígenes australianos utilizan los coágulos de la sangre menstrual para realizar un emplaste de consistencia parecida al alquitrán que se utiliza para curar quemaduras, picaduras de insectos y otras lesiones cutáneas, resultando muy efectiva.
  • Riega tus plantas. La sangre menstrual es tan rica en nutrientes como el nitrógeno, el fósforo y el potasio que supone un alimento perfecto para tus plantas. Aunque dicho así puede resultar un poco... extraño, si lo piensas bien los suplementos que compras para las plantas son exactamente eso, un cocktail de nutrientes, igual que la sangre menstrual. Además el acto de devolver nuestra sangre a la naturaleza y la tierra tiene un efecto muy positivo en la percepción sobre nuestra menstruación.
 Pic from Beca Grimm´s article

Pic from Beca Grimm´s article

Si usas la copa menstrual, puedes verter tu sangre de la copa a las plantas. Si no, puedes usar el agua que se mancha al lavar tus compresas de tela, tus braguitas o simplemente el agua de la ducha.

Hay una historia muy bonita que habla de un pueblo peruano donde se dice que existe una planta que de un fruto muy particular. Esta planta, si se riega con sangre menstrual, devuelve a través de su fruto esos nutrientes que la mujer está perdiendo a través de su sangre. Si te falta hierro, nacerá un fruto con alto contenido en hierro por ejemplo.

fruto+i+love+cyclo+que+contiene+la+sangre+menstrual.JPG

Estas son solo alguna de las historias sobre el uso que se le puede dar a la sangre menstrual. Recuperar el poder de nuestro ciclo y devolverle el valor real que tiene nuestra sangre puede ayudarte a reconciliarte con tu menstruación.

Llevamos muchos años maldiciendo nuestra menstruación porque se nos ha olvidado el verdadero poder que tiene.

Recuerda: no es solo sangre maloliente que sale de tu vagina. Es mucho más, es el alimento para una nueva vida, es el signo de que somos fértiles, es el símbolo de salud, es lo que nos recuerda que nos movemos al ritmo de la luna y que somos cíclicas como es la Tierra.

Únete a la #RevoluciónSostenible