Bragas para la menstruación COCORO

Imagínate que existieran unas bragas, casi 'mágicas' con las que tener la menstruación no fuese un problema. Unas bragas que no te diese pena ponerte esos días por miedo a mancharlas. Unas bragas que te ayudasen a dormir toda la noche como un bebé, sin miedo a manchar la cama o el pijama....

Pero ahora te pido que te imagines más aún. Imagina que un grupo de mujeres, como tú y como yo, inventase unas bragas que absorbiesen tu menstruación y por lo tanto no te hiciese falta llevar nada más. Y que además fuesen reutilizables, pudiéndose lavar una y otra vez, ahorrándote dinero y viajes al súper. Y que además sean tan cómodas que puedes usarlas para deporte y para todo! Bueno, pues deja de imaginar porque existen.

i+love+cyclo+bragas+cocoro1.jpg

El colectivo de mujeres que crearon estas bragas se pusieron manos a la obra con un crowfunding. Cuadruplicaron el dinero que pedían en un principio porque la demanda fue brutal. Estaba claro que este producto, que en España aún no existía, se necesitaba y había un público preparado para ellas.

Las bragas para la menstruación son como unas bragas normales solo que están fabricadas con un tejido especial y absorben el flujo menstrual para que no tengas que llevar nada más. Las puedes llevar solas o combinadas con un tampón para extra protección.

¿Cómo están hechas las bragas para la menstruación? ¿Es magia?

Es casi magia. En los últimos años se han inventado tejidos super innovadores para que las camisas y pantalones no se manchen, para deportistas...pero a nadie le había dado por aplicar estas innovaciones a la ropa interior de las mujeres. Te cuento cómo están hechas:

  • En su interior tienen una capa de tejido antimicrobiano que absorbe el fluido menstrual. Es un tejido técnico absorbente, hidrófugo, antibacteriano y transpirable. Esta capa de tejido técnico está escondida entre el algodón y el tejido externo.
  • La capa que está en contacto con el cuerpo es de algodón. Este tipo de tela las hace agradables al tacto y muy respetuosas con la piel más sensible de nuestro cuerpo. Además no te dejará sensación de humedad gracias a la combinación con la capa interna.
  • La capa de fuera es la que hace que la magia suceda. No traspasa, es waterproof y además les da ese toque bonito y con estilo que las caracteriza. Varía según el modelo de braguita.
i+love+cyclo+bragas+cocoro3.jpg

¿Cómo se lavan las bragas COCORO para la menstruación?

Como te comentaba más arriba, las braguitas para la menstruación son reutilizables.

Yo te cuento como las limpio yo y me funciona:

  1. Primero las enjuago con agua fría hasta que el agua deja de salir manchada.
  2. Luego las suelo dejar en remojo en un barreño con agua fría y sal y/o vinagre y/o unas gotitas de aceite del árbol del té. Yo utilizo compresas de tela, por lo que suelo esperar un par de días hasta que tenga varias para ponerlas juntas en la lavadora.
  3. Las puedes lavar a mano o en la lavadora. Yo elijo la lavadora porque es más fácil. Muy importante lavarlas en agua fría, sin suavizante y sin lejía. No lavarlas nunca en seco. Y evita la secadora. ¡El sol es la manera más saludable de secarlas!
i+love+cyclo+bragas+cocoro2.jpg

¿Qué absorbencia tienen las bragas COCORO?

Suelen absorber más o menos la equivalencia a dos tampones. Solo tú puedes descubrir cuánto exactamente te puede durar entre cambio y cambio. A mi la vez que más tiempo las llevé puestas, una noche que dormí unas 12 horas (sí, soy una dormilona y menstruando más ;)) no manché el pantalón ni la sábana, pero noté como si hubiesen dejado de absorber. Pero calar, no calaron.

¿Pero las bragas para la menstruación funcionan?

Sí, ¡funcionan! Para mi es el descubrimiento del siglo. Por supuesto cada una somos diferentes y nuestras necesidades van variando. Yo por ejemplo las uso sobre todo para dormir y cuando llevo vestidos. Hay mujeres que las usan para hacer deporte, mujeres que las usan para todo...encuentra tu momento y tu manera.

En resumen; un gran invento, muy útil para muchos momentos de mi menstruación. Cómodas, higiénicas, ecológicas, sanas...¿qué más se le puede pedir? ¡Ah sí, que se sigan inventando productos para la menstruación como estos!