¿Cómo doblar la copa menstrual?

Todo es cuestión de práctica

Si nunca antes has visto una copa menstrual una de las primeras preguntas que te vienen a la mente será '¿Cómo me meto eso ahi?'.

Vemos la copa desplegada y claro, nos imaginamos auténticas barbaridades.

Sin embargo la introducción de la copa es tan sencilla o incluso más que un tampón. Simplemente tienes que aprender a doblarla de la manera que más idónea para ti. Esto es cuestión de acierto y error pero al final...¡siempre triunfa!

Siempre recomiendo que la primera vez que te la pongas sea un momento sin prisas, en el que puedas ocupar el baño tranquilamente. No, no lo hagas un lunes a las 8 de la mañana justo antes de irte a clase o a trabajar.

Al estar hecha de silicona de grado médico hipoalergénica, la copa es suave y mojándola con un poquito de agua, se desliza muy bien. Si la primera vez te sientes más segura utilizando un poco de lubricante, adelante, pero no es necesario una vez te hayas acostumbrado a la maniobra. Eso sí, si utilizas lubricantes que sean de base de agua, ya que el resto de lubricantes pueden estropear la calidad de tu copa.

Una vez dentro de la vagina, la copa se desplegará sola. Siempre es conveniente girarla sobre sí misma o pasar el dedo alrededor del borde para asegurarnos que se ha desplegado perfectamente y que no vamos a tener pérdidas.

Te mostramos en este video las maneras más usadas de doblarla..¿cuál es la tuya?