Dudas sobre tu talla de copa menstrual

Muchas mujeres tienen dudas a la hora de elegir la talla de su copa menstrual.

Si es la primera vez que compras una, te aconsejo que te dejes guiar por nuestra experiencia.

La copa menstrual es un producto de higiene femenina en forma de copa y elaborada con silicona médica hipoalergénica. Existen en el mercado multitud de modelos, marcas y tamaños, sin embargo, el principio básico de todos ellos es el mismo. Una copa con un extremo inferior que poder sujetar entre tus dedos y un borde circular superior que se ajusta a las paredes de tu vagina. Dependiendo del tipo de silicona, la copa será más o menos firme y se adaptará de una manera diferente a tu cuerpo.

cyclo+tallas+copa+menstrual.jpg

Recuerda que la vagina es flexible y tiene musculatura. En general y si no has tenido ningún problema de salud, tus músculos vaginales deberían arropar perfectamente la copa cuando es introducida en la vagina. Sin embargo, hay varios supuestos donde los músculos han perdido tersura o simplemente el canal vaginal es más ancho.

Si acabas de dar a luz vaginalmente, tus suelo pélvico está en proceso de volver a la normalidad. No desesperes y ejercítalo de manera suave y constante para que vuelva a su funciones de siempre. Normalmente se aconseja utilizar la talla L después de haber dado a luz ya que inevitablemente el canal vaginal se ensancha al haber dado paso a tu maravilloso bebé. 

Muchas mujeres experimentan dificultades con la talla M pese a no haber tenido partos o ser aún menores de 30. Estas dificultades pueden deberse entre otros factores a la falta de actividad física o a la complexión corporal. Las mujeres más altas y con caderas anchas suelen tener su pelvis y por tanto su canal vaginal más ancho. Esto es maravilloso ya que si deciden tener un bebé, a la hora de parir su cuerpo se lo pondrá más fácil. En estos casos, sí que podrían necesitar una talla L.

Muchas veces se comete el error de asumir que la talla de la copa depende de su capacidad, sin embargo es importante que quede claro que la diferencia radica en el diámetro de la copa. Pese a que tengas sangrado abundante, si por tu edad y condición te corresponde la talla M, te animo a que sea ésta la que elijas al realizar la compra ya que te sorprenderá, entre otras cosas, que no sangramos tanto como nos pensamos. La diferencia entre M y L es apenas 4 ml. Si eliges una copa de talla menor a la que te correspondes, puedes sufrir pérdidas e incluso notar como la copa se desliza hacia abajo de tu canal vaginal. Si utilizas una copa mayor de lo recomendado, podrías tener molestias y dañarte al retirarla.

¿Cómo elegir correctamente la talla?

En CYCLO tenemos 3 tallas a elegir:

  • S: si eres menor de 18 años y no has tenido relaciones sexuales
  • M: si eres menor de 30 años y no has tenido ningún parto vaginal
  • L: si eres mayor de 30 años (hayas parido o no) y si has tenido parto vaginal (independientemente de tu edad).

A continuación te explico las deferencias entre las tres tallas:

cyclo+diametro+capacidad+copa+menstrual_sm.jpg

Si aún así tienes alguna duda, escríbenos a info@ilovecyclo.com Estaremos encantadas de asesorarte y contestar todas tus preguntas.

Únete a la #RevoluciónSostenible