Menstruación y diabetes - lo que debes saber

¿Cómo afecta la diabetes a la menstruación?

Conexiones entre diabetes y ciclo menstrual.

Hoy os traemos un post muy especial. Muchas veces pasamos por alto los efectos que la menstruación tiene en nuestro cuerpo...cambios hormonales, subida de tensión y temperatura. Hoy os hablamos de los efectos que tiene la menstruación en mujeres con diabetes. Ya sabéis, información es poder, sólo conociendo estos cambios seremos capaces de controlarlos.

Los síntomas de la diabetes son múltiples y afectan a muchos niveles nuestra vida. Nuestro estado general de salud, factores medio ambientales y fluctuaciones en nuestros niveles hormonales pueden afectar el nivel de insulina y los niveles de azúcar en sangre. Esto significa que una mujer con diabetes debe ser consciente y estar alerta ante los efectos que ésta pueda causar en su sistema reproductivo y más concretamente la manera en que el ciclo menstrual puede afectarnos y cómo debemos cambiar nuestros hábitos y cuidados relacionados con la diabetes.

cyclo+menstruacion+sostenible+menstruacion+diabetes

Existen aspectos directamente relacionados entre la diabetes y el ciclo menstrual. Por ejemplo, las mujeres con diabetes Tipo 1 suelen empezar a menstruar de media un año después que aquellas mujeres que no tienen dicha enfermedad. Así mismo suelen verse afectadas por problemas menstruales a una edad joven, habitualmente teniendo que buscar ayuda médica antes de cumplir los 30. De media, las mujeres con diabetes también tienen menstruaciones más largas y más abundantes y suelen durar varios días más que la media de mujeres sin diabetes. Así mismo existen pruebas que sugieren que la diabetes está asociada con una llegada más temprana de la menopausia, lo que supone que las mujeres con diabetes tienden a ser fértiles durante menos años que las mujeres sin dicha enfermedad.

El ciclo menstrual afecta directamente los niveles de azúcar en sangre durante todo el mes. Las hormonas encargadas de regular el ciclo femenino, progesterona y estrógenos, interaccionan con la insulina, la cual es también una hormona. Este 'cocktail' hormonal va variando durante el ciclo, dando como resultado la fluctuación de los niveles de azúcar en la sangre. En concreto, un aumento de los niveles de glucosa en sangre por un periodo aproximado de entre tres a cinco días alrededor de la fecha de comienzo del sangrado menstrual. Para algunas mujeres esto se convierte en una constante pero para otras, cuyos niveles hormonales son menos estables, puede aparecer solamente de manera ocasional.

cyclo+menstruacion+sostenible+menstruacion+diabetes2

Las mujeres que padecen diabetes deberían estar al tanto de estos cambios para evitar preocuparse si ven que sus niveles de azúcar en sangre aumentan alrededor de la fecha de su menstruación. Aquellas mujeres que necesitan inyectarse insulina para manejar sus niveles de azúcar pueden llegar a necesitar corregir sus dosis de acuerdo a estos picos hormonales. Así mismo aquellas mujeres que están siguiendo una dieta específica o medicación deberían controlar que estos niveles no se mantengan altos durante demasiado tiempo. Si esto sucede y estos niveles aparecen altos durante más de 5 días, puede que no estén relacionados directamente con los cambios producidos por la menstruación, por lo que sería conveniente consultar al médico para encontrar la verdadera causa. Así mismo consultarle al médico para que pueda ajustar la dosis de insulina durante estas subidas temporales sería una opción.

Además de crear resistencia a la insulina, la progesterona puede aumentar los antojos o el deseo de comer alimentos ricos en carbohidratos. Es muy importante para las mujeres que sufren de diabetes estar atentas a estos avisos que les da el cuerpo para poder planificar su dieta de manera adecuada y evitar 'empachos'. Controlar la alimentación es una parte fundamental del cuidado que requiere la diabetes por lo que es importante tener en cuenta los cambios cíclicos y no dejar que estas fluctuaciones provocados por los picos hormonales afecten la dieta o cambien los cuidados habituales de la enfermedad. Estos cambios habituales o cíclicos en los niveles de azúcar en sangre no necesitarían de un control médico específico pero sí que pueden llegar a producir infecciones de hongos así como aumentar ciertos síntomas relacionados con la diabetes que pueden empeorar la calidad de vida. Por ello estas mujeres deben controlar al máximo estos síntomas derivados del ciclo menstrual para poder llevar una vida lo más normal posible. Observar y controlar nuestro ciclo menstrual, apuntando las diferentes fases y llevando un control sobre estos cambios hormonales puede ayudar mucho en el manejo de estas fases de ansiedad relacionadas con la comida.

Este diagrama puede ayudarte a anotar tus cambios para entender el patrón que siguen.

Este diagrama puede ayudarte a anotar tus cambios para entender el patrón que siguen.

Otro de los problemas derivados del sistema reproductivo que pueden afectar a la diabetes son los ovarios poliquísticos. Cuando existe un ovario poliquístico, los folículos encargados de producir óvulos se taponan impidiendo la salida de estos óvulos maduros o de la producción de la dosis de hormonas necesaria para el cuerpo. Las mujeres que padecen de ovarios poliquísticos suelen tener menos menstruaciones a lo largo de su vida porque los ovarios producen menos óvulos, sin embargo estas menstruaciones suelen ser más dolorosas y abundantes. La producción irregular de hormonas suele generar un aumento en la resistencia de la insulina, uno de los factores principales que provocan el desarrollo de la diabetes tipo 2. Por lo tanto es conveniente siempre estar bien informada para poder reaccionar de manera adecuada a estos cambios y poder gozar de la mejor salud posible dentro de nuestras circunstancias concretas.

 

Este texto es una versión traducida al español del artículo original 'How Is Menstruation Different for Women With Diabetes?', publicado en la página The Diabetes Site.

Si te ha parecido interesante y te gustado, puedes dejar un comentario y compartir el artículo en redes para que llegue a más mujeres con esta enfermedad.

 

Únete a la #RevoluciónSostenible